La Piramide de Nefertari
Bienvenid@ a la Piramide,recorre todos sus pasadizos y divierte todo lo que quieras,participa.Solo hay que respetar la regla principal,el respeto a los demas usuarios,si crees no poder cumplir esta regla,te recomendamos que busques otro sitio.
Importante
Recuerda registrarte con tu cuenta de correo ya que alli te llegara un enlace para que puedas activar tu nick en el foro,si no te llega mira en el coreo Spam por si acaso

Registro de canalmail

No es necesario,poner datos reales en este registro,por lo que podeis poner los que querais es un mero tramite,para que el servidor que nos da soporte,pueda seguir dandonos el mantenimiento ya que este foro es gratuito Despues del registro,si os llega algun correo de canalmail,tan solo marcarlo como spam,y ya no os volveran a llegar.
Esperamos que no suponga un incoveniente para que os registreis en esta comunidad de amigos.

No se permite el registro con nicks parecidos a la administradora del sitio Nefertari, ni visualmente ni foneticamente para evitar equivocos,cualquier nick de ese estilo sea borrado automaticamente del foro

No olvideis leer la Directiva del foro

Gracias.-La piramide de Nefertari

Esquizofrenia:síntomas, Causas y tratamiento

Ir abajo

Esquizofrenia:síntomas, Causas y tratamiento Empty Esquizofrenia:síntomas, Causas y tratamiento

Mensaje por El Avi65 el Vie 10 Jul 2015, 00:44

La Esquizofrenia, uno de los tipos de psicosis, es uno de los trastornos mentales más graves que puede afectar a cualquier persona, y tan sólo a comienzos de este siglo fue reconocida, de modo oficial, como una enfermedad.

Considerada como una de las enfermedades mentales más graves, la esquizofrenia es, asimismo, el tipo de psicosis más corriente. Se calcula que, en la actualidad, de cada 200 personas una se encuentra afectada por esta enfermedad. Hasta hace poco tiempo, los esquizofrénicos constituían alrededor del 35% de los pacientes ingresados en los hospitales frenopáticos. Hoy, sin embargo, gracias a los adelantos logrados en el campo científico y, muy en concreto, en los tratamientos farmacológicos, los pacientes pueden permanecer en sus hogares, y sólo son ingresados en una clínica psiquiátrica cuando se les debe practicar algún tratamiento especial o cuando les sobreviene una fuerte crisis. La diversidad de los síntomas y de las manifestaciones de esta enfermedad es tal que suele hablarse de ella en plural -las esquizofrenias-, con lo que se tiende a abarcar todas las variantes y manifestaciones que presenta.

SÍNTOMAS.
Pese a las diversas formas de esquizofrenia que existen, la característica más común a la mayoría de ellas es la manera irracional de pensar o de actuar, a menudo combinada con razonamientos o comportamientos normales. En algunos casos, a la típica irracionalidad de pensamiento y de conducta se suma el retraimiento; en otros, una marcada incapacidad de comunicación con los demás, sin que intervengan groserías ni exabruptos. En algunos pacientes es notoria la falta de concentración, hasta el extremo de que no logran entender un programa corriente de televisión o una conversación normal. En otros casos, los sujetos padecen delirios, en diversos grados y tipos: algunos creen oír voces, otros dicen tener la mente ocupada por los pensamientos de algún pariente muerto y otros declaran ser objeto de una persecución constante.

Otros síntomas revelan trastornos emocionales. Por ejemplo, un esquizofrénico puede prorrumpir en sollozos porque suena el teléfono o ponerse a reír cuando se le dice que está ardiendo el edificio en el que se encuentra, pero también puede permanecer impasible ante cualquier situación que causaría algún tipo de reacción en una persona normal. También se cuentan entre los síntomas de esta enfermedad ciertos comportamientos irracionales, como las reiteradas contracciones musculares que afectan cualquier parte del cuerpo, los gestos extraños de la cara, la agitación de alguna de las extremidades que, de forma repetitiva, puede durar un rato muy largo. Asimismo, el paciente puede caer en un estado catatónico, durante el cual es capaz de adoptar posturas muy extrañas y hasta difíciles de lograr, y permanecer así, en total inmovilidad, por mucho tiempo. Además, ciertos pacientes desarrollan el fenómeno que se conoce como flexibilidad cérea, que consiste en que cualquiera de sus miembros puede ser movido por otra persona, ante lo que el paciente no reaccionará, y permanecerá en esa nueva posición un tiempo prolongado, quizá durante varias horas.

DIAGNÓSTICO.
Dada la variedad de síntomas y manifestaciones apuntadas, el diagnóstico de la esquizofrenia dista mucho de ser fácil. Entre las dificultades más corrientes para llegar a hacer un diagnóstico acertado con esta clase de pacientes cabe destacar, además de la cantidad de exteriorizaciones y síntomas atípicos que existen, el que su comportamiento puede ser, en apariencia, normal, pero tras un minucioso análisis, sutilmente extraño. A veces, constituye un obstáculo serio el que el paciente proceda de una cultura distinta de la del médico, con costumbres, ritos y tabúes que desfiguran el cuadro y pueden desconcertar a quien debe diagnosticarlo. Por ejemplo, la creencia en la reencarnación es muy notoria en ciertas sociedades, por lo que un miembro de una de ellas puede asegurar al médico que no es quien parece ser, sino que es un faraón egipcio reencarnado. Si el médico desconoce la creencia del paciente, podrá pensar que sufre alucinaciones y delirio y, acaso, atribuir los síntomas a una condición de demencia precoz de tipo esquizofrénico cuando, en realidad, no lo es.

Por contraposición, ayudará mucho al médico en su diagnóstico el saber que en la familia del paciente ha habido otros casos de esquizofrenia, puesto que se ha relacionado esta enfermedad con la herencia genética. Cuando el paciente es un niño, es probable que el médico lo someta a la prueba de respuesta giratoria. Esta consiste en situarse detrás del niño y hacerle girar la cabeza con rapidez hacia un lado. Si el niño intenta girar a la vez el resto del cuerpo, se considera un síntoma a tener en cuenta. Otros síntomas en que se puede basar el diagnóstico son: que el niño padezca una ansiedad aguda e irracional, que tenga escasas relaciones emocionales, que pierda el habla, que haga movimientos extraños sin causa aparente y que se resista de modo rotundo y decidido a cambiar de ambiente.
CAUSAS.
Como son los factores genéticos, los bioquímicos, los familiares y los sociales. No obstante, la mayoría de los médicos se inclina por los orígenes de carácter genético o químico, atribuyendo al entorno familiar y social la posible condición de detonante de una crisis esquizofrénica en aquellas personas cuya predisposición a la enfermedad obedece a otras causas.

No obstante, y para destacar la dificultad que entraña determinar las causas, también es posible que una persona, al encontrarse frente a una situación familiar o laboral insostenible, soportada desde mucho tiempo atrás, manifieste reacciones anormales y que éstas se confundan con las propias de un afectado de esquizofrenia, sin que esta persona padezca dicha enfermedad. Pese a que son muchos los ejemplos que pueden ofrecerse, tanto en favor de una teoría como en su detrimento, lo cierto es que no hay todavía una causa comprobada para la esquizofrenia que goce de aceptación universal.

MAL HEREDITARIO.
Si bien la enfermedad registra una cierta relación con los antecedentes familiares, no hay prueba fehaciente de que sea hereditaria. Hay un alto grado de acuerdo entre psiquiatras y psicólogos en cuanto a que sea la predisposición a la esquizofrenia lo que, quizá, es hereditario, por lo cual ésta podría declararse como tal en determinado momento bajo el efecto de fuertes presiones. Cuando la enfermedad se sospecha, pero no puede comprobarse, se dice que la persona es esquizoide, es decir, que tiene probabilidades de desarrollarla. Estas personas son las que suelen tener esquizofrénicos declarados entre sus familiares.

Reiterando la advertencia de que la teoría de la herencia no está demostrada, hay ciertos indicios que le dan visos de probabilidad. Por ejemplo, el hijo de un esquizofrénico tiene mayores probabilidades de ser también esquizofrénico o, cuando menos, esquizoide, y esta probabilidad aumenta si padecen la enfermedad ambos padres. El ambiente familiar al que contribuye un padre o una madre que padezca esquizofrenia puede no ser normal, y puede serlo menos aún si los dos padres padecen la enfermedad, en cuyo caso no puede descartarse por completo la teoría que apunta a que ciertos trastornos puedan adquirirse por influencia de factores ambientales, es decir, que puedan ser transmitidos de padres a hijos a través de una crianza en un entorno trastornado.

TRATAMIENTO.
En el tratamiento de la esquizofrenia se les otorga preferencia a los fármacos, en particular a aquellos que tienen la capacidad de bloquear ciertos transmisores químicos del cerebro. Ello se debe a las dudas existentes acerca de la efectividad de la terapia electroconvulsiva, que consiste en la aplicación de una descarga eléctrica en determinadas zonas del cerebro para provocar una convulsión controlada en el paciente anestesiado. En general, esta terapia electro-convulsiva se reserva para los casos de pacientes que presentan depresiones muy graves y que no han respondido de forma positiva a ningún tipo de tratamiento farmacológico.

Es considerable la cantidad de pacientes que hoy, gracias a los fármacos, se recuperan hasta el punto de poder hacer una vida relativamente normal. También es alentador que sea bajo el número de pacientes cuya afección esquizofrénica sea tan grave que deban ser hospitalizados.
El Avi65
El Avi65
El astrologo de la pirámide
El astrologo de la pirámide

Cabra
Mensajes : 9778
Localización : en las nubes y feliz
Inscrito : 06/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.