La Piramide de Nefertari
Bienvenid@ a la Piramide,recorre todos sus pasadizos y divierte todo lo que quieras,participa.Solo hay que respetar la regla principal,el respeto a los demas usuarios,si crees no poder cumplir esta regla,te recomendamos que busques otro sitio.
Importante
Recuerda registrarte con tu cuenta de correo ya que alli te llegara un enlace para que puedas activar tu nick en el foro,si no te llega mira en el coreo Spam por si acaso

Registro de canalmail

No es necesario,poner datos reales en este registro,por lo que podeis poner los que querais es un mero tramite,para que el servidor que nos da soporte,pueda seguir dandonos el mantenimiento ya que este foro es gratuito Despues del registro,si os llega algun correo de canalmail,tan solo marcarlo como spam,y ya no os volveran a llegar.
Esperamos que no suponga un incoveniente para que os registreis en esta comunidad de amigos.

No se permite el registro con nicks parecidos a la administradora del sitio Nefertari, ni visualmente ni foneticamente para evitar equivocos,cualquier nick de ese estilo sea borrado automaticamente del foro

No olvideis leer la Directiva del foro

Gracias.-La piramide de Nefertari

El Juicio (Anónimo)

Ir abajo

El Juicio (Anónimo) Empty El Juicio (Anónimo)

Mensaje por Mariquita Pe el Miér 19 Mar 2014, 21:14

El Juicio (Anónimo)


En una aldea había un anciano muy pobre, pero hasta los reyes lo envidiaban porque poseía un hermoso caballo blanco.
Los reyes le ofrecieron cantidades fabulosas por el caballo, pero el hombre decía: "Para mí, él no es un caballo, es una persona. ¿Y cómo se puede vender a una persona, a un amigo?" Era un hombre pobre pero nunca vendió su caballo.

Una mañana descubrió que el caballo ya no estaba en el establo. Todo el pueblo se reunió diciendo:

-Viejo estúpido. Sabíamos que algún día le robarían su caballo. Hubiera sido mejor que lo vendieras. ¡Qué desgracia!

-No vayan tan lejos -dijo el viejo-. Simplemente digan que el caballo no estaba en el establo. Este es el hecho, todo lo demás es juicio de ustedes. Si es una desgracia o una suerte, yo no lo sé, porque esto apenas es un fragmento.¿Quién sabe lo que va a suceder mañana?

La gente se rió del viejo. Ellos siempre habían sabido que estaba un poco loco. Pero después de 15 días, una noche el caballo regresó. No había sido robado, se había escapado. Y no sólo eso, sino que trajo consigo una docena de caballos salvajes.

De nuevo se reunió la gente diciendo:

-Tenías razón, viejo. No fue una desgracia sino una verdadera suerte.

-De nuevo están yendo demasiado lejos -dijo el viejo-. Digan sólo que el caballo ha vuelto... ¿quién sabe si es una suerte o no? Es sólo un fragmento. Están leyendo apenas una palabra en una oración. ¿Cómo pueden juzgar el libro entero?

Esta vez la gente no pudo decir mucho más, pero por dentro sabían que estaba equivocado. Habían llegado doce caballos hermosos...

El viejo tenía un hijo que comenzó a entrenar a los caballos. Una semana más tarde se cayó de un caballo y se rompió las dos piernas. La gente volvió a reunirse y a juzgar:

-De nuevo tuviste razón -dijeron-. Era una desgracia. Tu único hijo ha perdido el uso de sus piernas y a tu edad él era tu único sostén. Ahora estás más pobre que nunca.

-Están obsesionados con juzgar -dijo el viejo-. No vayan tan lejos, sólo digan que mi hijo se ha roto las dos piernas. Nadie sabe si es una desgracia o una fortuna. La vida viene en fragmentos y nunca se nos da más que esto.

Sucedió que pocas semanas después el país entró en guerra y todos los jóvenes del pueblo eran llevados por la fuerza al ejército. Sólo se salvó el hijo del viejo porque estaba lisiado. El pueblo entero lloraba y se quejaba porque era una guerra perdida de antemano y sabían que la mayoría de los jóvenes no volverían.

-Tenías razón, viejo, era una fortuna. Aunque tullido, tu hijo aún está contigo. Los nuestros se han ido para siempre.

-Siguen juzgando -dijo el viejo-. Nadie sabe. Sólo digan que sus hijos han sido obligados a unirse al ejército y que mi hijo no ha sido obligado. Sólo Dios sabe si es una desgracia o una suerte que así suceda.

No juzgues o jamás serás uno con el todo. Te quedarás obsesionado con fragmentos, sacarás conclusiones de pequeñas cosas. Una vez que juzgas, has dejado de crecer.
Mariquita Pe
Mariquita Pe
Cocinera Real
Cocinera Real

Búfalo
Mensajes : 2489
Localización : badalona
Inscrito : 03/04/2013

Volver arriba Ir abajo

El Juicio (Anónimo) Empty Versión made in Circe

Mensaje por Mariquita Pe el Miér 19 Mar 2014, 21:18

Versión made in Circe [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Sucedió en el principio de los tiempos. Después de la creación de los Dioses, y de los bocetos imperfectos surgidos de las lágrimas de Ra llamados hombres. En una época en que los dioses y los humanos se movían juntos por el mundo. Una era, de la cual solo queda ese recuerdo en forma de mito. Encontrándolo por escrito en ‘El Libro de la Vaca Divina’ o ‘Libro de la Vaca Celeste’ hallándose representado, total o parcialmente, en el primer féretro de Tutankhamón y en los muros de las tumbas de Sethy I, Ramses II, Ramses III y Ramses VI.[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
En ese periodo su Majestad, Ra, venido a la existencia por si mismo, había ya establecido su poder sobre los dioses y los hombres. Durante eternidades la tierra y el cosmos se habían mantenido en equilibrio. Las guerras de Horus y Seth, que habían desestabilizado al país de Khem durante años, ya habían finalizado. El Demiurgo había envejecido, desde la ingestión del falo de Osiris no había vuelto a ser el mismo. Sus huesos eran de plata, su carne de oro y su cabello de lapislázuli. La humanidad, conociendo ya el cultivo de la tierra y habiendo aprendido el arte de la momificación y los conjuros para penetrar con seguridad en el reino de Osiris, había dejado atrás la barbarie. La seguridad y la paz se extendían por el país de Khem. Pero está en la naturaleza humana el ser avaricioso y desagradecido. El Todopoderoso, ajeno a aquellos humanos, mimados por los dioses, no acostumbraba a desviar su vista hacia ellos, ignorante, de que a medida que acumulaban poder iban deseando más y más hasta el punto de llegar a conspirar, nada más y nada menos que para derrocar a los dioses. ¡Bastante trabajo tenía ya, que estarlos vigilando!



Resurgió ese día del útero de Nut como cada amanecer. El Dios Thot, en su forma del babuino blanco Hedyur saludó con adoración el paso de la barca. Los jóvenes hijos de Horus estaban sosegados en ese momento, evitando que la barca se meciese entre los vientos. La quietud del instante hizo que el viejo Dios se asomase por la borda con un bostezo contemplando la tierra.
Mariquita Pe
Mariquita Pe
Cocinera Real
Cocinera Real

Búfalo
Mensajes : 2489
Localización : badalona
Inscrito : 03/04/2013

Volver arriba Ir abajo

El Juicio (Anónimo) Empty Re: El Juicio (Anónimo)

Mensaje por Nefertari el Jue 20 Mar 2014, 19:40

estan genial pe,pero el primero el del juicio no tiene nada que ver con los temas egipcios esos van al rincon literario al apartado de cuentos y leyendas,el otro si esta bien aqui,me gustaron gracias cielo  margaritas margaritas El Juicio (Anónimo) 62883 El Juicio (Anónimo) 62883 


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Trato de que olvides tus penas y detras de una sonrisa...
oculto las mias
Nefertari
Nefertari


Mensajes : 26707
Localización : En mi sarcofago
Inscrito : 14/11/2008

http://piramidedenefertari.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.