La Piramide de Nefertari
Bienvenid@ a la Piramide,recorre todos sus pasadizos y divierte todo lo que quieras,participa.Solo hay que respetar la regla principal,el respeto a los demas usuarios,si crees no poder cumplir esta regla,te recomendamos que busques otro sitio.
Importante
Recuerda registrarte con tu cuenta de correo ya que alli te llegara un enlace para que puedas activar tu nick en el foro,si no te llega mira en el coreo Spam por si acaso

Registro de canalmail

No es necesario,poner datos reales en este registro,por lo que podeis poner los que querais es un mero tramite,para que el servidor que nos da soporte,pueda seguir dandonos el mantenimiento ya que este foro es gratuito Despues del registro,si os llega algun correo de canalmail,tan solo marcarlo como spam,y ya no os volveran a llegar.
Esperamos que no suponga un incoveniente para que os registreis en esta comunidad de amigos.

No se permite el registro con nicks parecidos a la administradora del sitio Nefertari, ni visualmente ni foneticamente para evitar equivocos,cualquier nick de ese estilo sea borrado automaticamente del foro

No olvideis leer la Directiva del foro

Gracias.-La piramide de Nefertari

CUENTOS DE HALLOWEEN

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Mar 13 Oct 2009, 15:43

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Mar 13 Oct 2009, 15:51

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] La visión [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Cuento halloween para niños)

Esta experiencia le ocurrió a un joven francés y a su grupo de amigos.
Me lo contó un verano y recuerdo la sensación de elevarme (¡¡¡estaba teniendo miedo!!! cuánto disfruté!)

Pero vamos a la historia:

Se habían reunido para hacer espiritismo y habían adecuado la habitación para que todo fuera más lúgubre.
Les quedó bien, iluminados tan sólo por las velas encendidas, los amigos se dispusieron a practicar la ouija
y durante un rato se estuvieron divirtiendo.
Alguien les contestaba, aquello estaba animado.

Entonces uno de los chicos comenzó a hacer cosas raras y todos dirigieron sus miradas hacia él. El francés que me contó la historia alzó su rostro y vió algo más... algo que los demás no pudieron ver.

Dos fuertes manos aprisionaban la garganta del chico y apretaban, apretaban.
La víctima abría la boca y buscaba aire pero nadie supo cómo ayudarle, tenían mucho miedo.
El chico que observaba miró hacia arriba y vió al dueño de esas manos.
Tras la víctima, estaba su propio padre muerto años atrás.

El fantasma del padre que asesinaba al hijo más allá de la realidad...
en forma de espíritu estrangulaba un cuello que los otros chicos veían desnudo, sin esas manos apretando y apretando...

Al final ocurrió lo impensable.
La víctima se soltó de las manos y corrió en dirección a la ventana para lanzarse al vacío.
Los amigos actuaron rápido esta vez y consiguieron cogerlo de las piernas salvándole la vida.

No sé qué habrá sido de aquel joven.

FIN DE La visión [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Mar 13 Oct 2009, 15:57

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Las brujas despiertan [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Cuento halloween para niños)

La tan esperada noche de brujas por fin había llegado , los niños se disponían a salir por sus dulces....
para luego reunirse a contar cuentos de terror.

Pero esta vez algo especial sucedería.

En lugar de reunirse en el lugar habitual lo harían en el cementerio abandonado en las afueras del pueblo,
todos estaban nerviosos pero trataban de ocultar su temor.

En el lugar la calma era tan profunda que imponía silencio.
Los niños comenzaron a llegar y se sentaron formando una ronda alrededor
de una lámpara que alumbraba sólo sus caras.

El mayor de ellos comenzó a contar la leyenda del cementerio:

Se dice que en este lugar fueron sepultadas tres hechiceras y que a partir de ese momento
todos los años en la noche de brujas sus almas se elevan de las tumbas
para atormentar a aquellos que no creen en ellas...

¿Pero... quién está haciendo ruidos? ¿Hay alguien escondido?

Todos se inquietaron , tal vez alguno de los niños mayores se había ocultado para atemorizarlos...
Entonces se escucharon las doce campanadas de la iglesia repicando a la distancia...

¡ Los niños se tomaron instintivamente de las manos !

¡ La linterna cayó al suelo apagándose y el viento comenzó a soplar !
¡ La luna se veía más grande y tenebrosa!
¡ Debemos regresar a nuestras casas esto ya ha dejado de ser gracioso !
dijo uno de ellos, y seguidamente gritó... Cielos ¿ Qué es eso?

De las tumbas parecían salir flotando extrañas y fantasmales figuras, nunca habían visto nada semejante.
Querían correr pero sus piernas estaban endurecidas por el temor.
¡ Una risa estremecedora sacudió el cementerio !
¡ Por fin los pequeños lograron reaccionar y salieron corriendo de aquel espantoso lugar !

Cuando estuvieron a salvo en sus hogares prometieron no contar a nadie lo que habían visto,
pero a partir de aquella noche jamás volvieron a burlarse de los que contaban historias sobre el cementerio abandonado.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] FIN
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Nefertari el Mar 13 Oct 2009, 17:39

zeusssssssssss que soy una momia muy chiquita aun tela con los cuentos que mieditoooooo,solo de imaginar que salen de las tumbas ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh sofa sofa sofa sofa reiros de mi si quiereis pero a mi si me asustan,menuda momia de pacotilla soy CUENTOS DE HALLOWEEN 156861 CUENTOS DE HALLOWEEN 156861 CUENTOS DE HALLOWEEN 156861 :momia1: :momia1: :momia1: CUENTOS DE HALLOWEEN 894643


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Trato de que olvides tus penas y detras de una sonrisa...
oculto las mias
Nefertari
Nefertari


Mensajes : 26744
Localización : En mi sarcofago
Inscrito : 14/11/2008

http://piramidedenefertari.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por elayne el Mar 13 Oct 2009, 23:13

Menos mal que esta noche duermo acompañada CUENTOS DE HALLOWEEN 259354 CUENTOS DE HALLOWEEN 259354 porque si no, no pego ojo.
Pero como me gustan a mi estas cosas y luego estoy toda la noche sin pegar ojo y mirando la puerta, esa sombra del arbol, la luz de la fárola,
el ruido de una puerta y una voz que se oye....................
............................................................................................
.............................................................................................
Mama quiero hacer pis :) :) :) :)
elayne
elayne
Artesan@
Artesan@

Mensajes : 163
Inscrito : 01/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Nefertari el Mar 13 Oct 2009, 23:25

eso elayne tu encima recrealo para que nos meemos de miedito todos,ire a mirar debajo la cama por si acaso CUENTOS DE HALLOWEEN 495810 CUENTOS DE HALLOWEEN 495810 :momia1: :momia1: :momia1:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Trato de que olvides tus penas y detras de una sonrisa...
oculto las mias
Nefertari
Nefertari


Mensajes : 26744
Localización : En mi sarcofago
Inscrito : 14/11/2008

http://piramidedenefertari.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Miér 14 Oct 2009, 00:53

LA CALABAZA [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Hace muchos, muchos años, un tacaño y pendenciero irlandés, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el diablo en una taberna, en la Noche de Brujas. Jack, conocido borracho, había bebido mucho pero pudo engañar al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. El diablo se transformó en una moneda para pagarle al camarero, pero Jack rápidamente la tomó y la puso en su monedero. Como Jack tenía una cruz en su monedero, el diablo no pudo volver a su forma original. Jack no dejaría ir al diablo hasta que le prometiera no pedirle su alma en 10 años. El diablo no tuvo más remedio que concederle a Jack su reclamación.

Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar al cielo, pues durante su vida había sido un golfo, borracho y un estafador. Pero cuando intentó entrar, por lo menos, en el espantoso infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, pues no podía tomar su alma (lo había prometido). "¿Adónde iré ahora?", preguntó Jack, y el diablo le contestó: "Vuelve por donde viniste". El camino de regreso era oscuro y el terrible viento no le dejaba ver nada. El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido directamente del infierno, para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en un nabo que iba comiendo, para que no se apagara con el viento. Jack estaba condenado a vagar en las tinieblas eternamente.....

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Jue 15 Oct 2009, 20:15

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

EL FANTASMA DEL PANTEON

Este relato es de una experiencia que tuve cuando trabajaba de taxista en mi ciudad natal que es la Paz allá en México.
Era común escuchar experiencias de compañeros taxistas que llevaban a una mujer al panteón y que desaparecía súbitamente
al momento de pasar por el mismo, yo no creía en estas cosas y pensaba que sólo eran relatos inventados para divertirse,
pero su creencia era tal que cuando alguien les pedía la parada en la calle de la 16 de septiembre lo ignoraban aun cuando se traba
de un hombre y menos vestido de negro.

En una noche de principios de invierno, andaba yo por la avenida 16 de septiembre y revolución de 1910 cuando me pide la parada
una persona que estaba justo en la esquina de las calles anteriormente mencionadas, ésta persona se me acercó y me preguntó
que cuanto le cobraba por llevarla al panteón, aquí hay que resaltar que hay una colonia llamada el panteón ya que en esa zona se
haya el panteón municipal de los san Juanes.

Siguiendo con mi relato, cuando ella me hubo preguntado que cuanto le cobraba por llevarla yo le podía haber cobrado ya un poco
más de lo que usualmente porque la tarifa sube más cuando pasa después de la media noche pero como la persona se trataba
de una mujer muy bonita con el rostro pálido, ojos negros, cabello lacio muy oscuro como la más negra de las noches y un poco
nerviosa por que ella estaba sola y a lo mejor pensaba que yo le podía hacer algo malo, así que todo eso lo tomé en cuenta y
le cobré más bajo de lo normal, ella subió y nos dirigimos a la colonia el panteón, como yo suelo ser una persona muy platicadora
con los pasajeros a los que llevo le preguntaba cosas usuales como le fue en su trabajo si es que lo tiene etc.
pero ella con una voz que me causaba conmoción me contestaba muy reservada y evitaba mucho ser vista cubriéndose el rostro
con su cabello.
Así fue que ya estábamos llegando a la colonia del panteón cuando al pasar por enfrente del mismo panteón municipal yo me di la
vuelta para preguntarle hacia adonde exactamente la tenía que llevar y fue en ese momento me estremecí cuando con mis
propios ojos observé que ella se desvaneció como el aire, paré el auto bajé, y no la vi por ningún lado, entonces respiré hondo
pensando en que pudo haber sido un sueño, pero no era así, en verdad yo había llevado a un fantasma al panteón, quizás para
intentar descansar en paz.
Luego de esto me pongo a pensar en que si existen los fantasmas y cada vez que paso por la avenida 16 de septiembre después
de la media noche me santiguo pidiendo a Dios por el descanso de aquella mujer.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Miér 21 Oct 2009, 21:27

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] MIEDO AJENO


Acabo de despertar con una argolla aprisionando mi muñeca izquierda, en una habitación desconocida, vacía. Frente a mi hay una ventana, a mi derecha una puerta. No sé como he llegado hasta aquí. Sin tiempo para reflexionar, un chillido atraviesa mis oídos. Viene desde fuera. Me levanto del suelo y corro hacia la puerta. Una persona no para de gritar desesperadamente al otro lado. A un metro de la puerta noto como mi brazo izquierdo se tensa con violencia y soy devuelto al suelo por el efecto de la cadena que me mantiene preso en aquella habitación. Los gritos continúan al otro lado de la pared, la puerta parece vibrar con cada uno de esos desgarradores berridos. Entonces tirado en el suelo, noto las crecientes vibraciones que se acercan. Sin duda son pasos, tranquilos y sosegados. Alguien se acerca con sonoras pisadas hacia los gritos. La intensidad de los gritos aumenta por segundos, me taladran la cabeza, me nublan el sentido. Me esfuerzo en percibirlo todo y los pasos son cada vez más próximos. Noto como las pisadas cruzan frente a la puerta y continúan hacia el foco de los gritos. “¿Qué esta pasando?”. Los gritos se mezclan ahora con el ruido incesante de unas cadenas que repetidamente cortan el aire con un chasquido metálico. Alguien esta pegando tirones de esas cadenas, sin duda. Ya no siento las pisadas pero los gritos siguen envenenando mi conciencia. Un grito aun más fuerte que el resto acompaña el sonido de las cadenas al golpear el suelo. Durante un segundo cesan los gritos, la calma reina, mi mente empieza a aclararse.

“¿Dónde estoy?, ¿Por qué estoy aquí?, ¿Cómo voy a salir?”. Las preguntas se desvanecen, han vuelto los gritos. Se aproximan a la puerta, cada vez los oigo mas cerca, mis oídos no lo soportan, tengo que taparlos. Pero antes de que mis manos lleguen a estos, percibo otro sonido. Cadenas arrastrándose, junto a los chillidos un pequeño rumor de cadenas arrastrándose por el suelo. Cuando la mezcla de sonidos que está taladrándome pasa junto a la puerta percibo que van acompañados por las pisadas de antes. Ahora lo reconozco, es una voz de chica. Es una mujer quien grita. Su garganta no durará mucho más si sigue dando esas voces. Permanezco inmóvil en el suelo, no he podido moverme en todo el tiempo, ni siquiera lo había intentado desde que caí. Se alejan, los alaridos y el resto de sonidos disminuyen a medida que se alejan de mi habitación. Los noto bajar, entonces soy consciente: estoy en una segunda planta. Miro la ventana, me levanto y dirijo hacia ella. No puedo acercarme a más de un metro y medio. “Maldita cadena”. Y tiro con fuerza, sintiendo como la argolla muerde mi muñeca como un perro salvaje. Ceso mis esfuerzos. Apenas oigo las voces. A través de la ventana alcanzo a ver un campo de tierra a los pies del lugar donde me encuentro, ocupado solo por un poste de cemento, de un metro de altura, con una argolla metálica en su parte superior. “Otro enganche para estas cadenas”. Entonces los veo aparecer. Se acercan al poste, una figura corpulenta con una chica en brazos. Veo como ella grita, pero a mí apenas me llega el desgarrador sonido que antes había torturado mis oídos. La criatura engancha las cadenas que cuelgan de las muñecas de la joven. Desde mi ventana puedo ver la cara descompuesta por los gritos y el terror atravesando cada poro de su piel. Sus ojos parecen a punto de explotar, su cuerpo tiembla y se retuerce. Entonces, mi respiración se detiene, mi cuerpo parece a punto de desfallecer: “Es mi hermana”.

Petrificado contemplo como la criatura se aleja, sin embargo, mi hermana grita con más fuerza, puedo percibir la tensión de cada músculo. Las venas de su cuello quieren abandonar su cuerpo. Ella tira de las cadenas una y otra vez. De sus muñecas nacen cascadas sangrientas que empiezan a colorear la tierra a su alrededor. Ella mira hacia el edifico donde yo estoy, hacia donde se ha dirigido la criatura tras dejarla allí, y sus gritos siguen aumentando, algo hace que su miedo se intensifique por segundos. Intenta huir pero las cadenas la reclaman una y otra vez. Llora desconsolada, sus gritos se han convertido en gemidos de suplica, puedo verlo en su expresión. Pero no puedo acercarme a la maldita ventana, no puedo hacerle ver que estoy aquí, ni ver qué se esta acercando a ella y le inflinge tanto terror. Sé por su expresión que si no escapa va a morir atada a ese poste de cemento salpicado por su propia sangre. Sigue tirando de las cadenas con desesperación.

No puedo soportarlo, tengo que ayudarla, empiezo a tirar con todas mis fuerzas de la cadena que me retiene preso. No cede, esta bien anclada a la pared. Miro por la ventana, mi hermana intenta huir, en vano. Patalea contra el poste, se muerde las muñecas, intenta escapar de allí como sea. Tengo que ayudarla. “Mierda, esta cadena no cede”, sigo tirando de ella con todas mis fuerzas, a cada tirón mi muñeca sufre una descarga de fuerza que produce un intenso dolor que me recorre como un relámpago todo el cuerpo. Tengo que librarme y ayudarla. Su desesperación parece alcanzar límites imposibles, grita sin voz y su rostro parece haber aceptado ya su propia muerte, permanece tirada en el suelo suplicando por su vida y yo aun no logro ver ante quien. No puedo soportarlo, tomo una decisión. “Tengo que salvarla”. Así, armándome de todas mis fuerzas y concentrándome en que mi hermana va a morir, cierro los ojos y muerdo mi muñeca izquierda. Muerdo una y otra vez con todas las fuerzas que mis mandíbulas pueden aplicar. Noto como se desgarra la carne, no puedo parar o el dolor me impedirá continuar, no puedo detenerme, tengo que seguir hasta el final. Mordisco a mordisco se desgarran mis tendones, crujen los huesos, la sangre forma un charco a mis pies, me entra a borbotones en la garganta, me impregna la cara. “¡Aguanta! Voy a salvarte...”. Mantengo la imagen de mi hermana en la mente, me da fuerzas para seguir mordiendo. Un último crujido me da la victoria, soy libre. Mi mano amputada cae al suelo junto a la cadena. Empapado en sangre, noto como pierdo poco a poco el sentido, tengo que darme prisa, miro por la ventana, veo un bulto a unos pasos de mi hermana, no distingo nada, mi vista se nubla más y más. “¡Ya voy!”. Salto por la ventana sin pensarlo dos veces, atravieso el vidrio y caigo desde la segunda planta hasta la tierra. Estoy en el suelo, tengo que llegar hasta ella. Mi cuerpo no me responde, intento arrastrarme y veo como un río de sangre corre desde mi muñeca destrozada. En él veo como se va mi vida, en cada una de esas gotas de sangre también se va la vida de mi hermana. “Solo un ultimo esfuerzo... ¡Aguanta!”. Intento alzar la voz, atraer a la criatura, pero me desvanezco, veo desde el suelo como ya ha alcanzado a mi hermana, sus gritos han vuelto a instalarse en mi cabeza. La vista se me apaga, la oscuridad se cierra en torno a mí, sus gritos me inundan y en ellos poco a poco me ahogo. No puedo moverme, no puedo ver, no puedo hablar, solo escucho, escucho como ella grita y grita, escucho mi propia sangre. Y poco a poco también dejo de escuchar. Poco a poco todo es oscuridad.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

CUENTOS DE HALLOWEEN Empty Re: CUENTOS DE HALLOWEEN

Mensaje por Zeus el Sáb 24 Oct 2009, 17:53

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

hola LA MANCHA

Desde hacía días permanecía inmóvil. La familia seguía expectante a que hiciera algo, a que reaccionara.
La semana anterior había tomado la forma de un payaso. Cabezón, con manotas y zapatones.
Pero esta semana, nada.
Quieta y oscura, había vuelto a ser la simple mancha de humedad que ennegrecía desde siempre una esquina del cielorraso del living.
Con los años, fue adquiriendo formas muy distintas.
Una vez, cubrió gran parte de una de las paredes reproduciendo la silueta de un barco pirata; días después se convirtió en un ramillete
de flores; fue también un puñal y una nube y un pianito en una esquina, entre garabatos.
Pero ahora, los tres hermanitos estaban consternados.
El menor, Ezequiel de tres años, la miraba por momentos ilusionado; tal vez, en una de esas, se movía. Ignacio, de cinco, trataba
de darle una explicación lógica: ¡se secó! Pero Esteban, el de ocho, guardó silencio, preocupado. Los padres no lograban consolarlos,
era inútil.
La mancha de humedad ya no cambiaba más de forma.
Hasta que una noche, desde la ventana, la luz de la luna acertó en su escondite.
Una sustancia pegajosa brotaba del techo; envuelta en una membrana transparente, brillante, con pecas pardas.
Después de varios intentos por despegarse, se dejó caer directo al suelo.
Protegida por las sombras de los muebles del living, se aseguró de evitar la luz.
Se deslizaba despacio, alerta a cada sonido, a cada imperceptible movimiento del aire.
Poco a poco fue dirigiéndose al cuarto de los chicos.
Se deslizó por debajo de la puerta hasta acercarse a las camas. Cada acción era medida, para no despertarlos.
En eso, oyó un ruido que la sobresaltó.
Era Esteban, que se había dado vuelta dejando caer la mano al piso, a centímetros de ella.
Esperó volver a oír los ronquidos, para reanudar su marcha.
Pesada, prudente, consiguió lamer la punta de los dedos del muchacho que, rápidamente, giró levantando el brazo, metiéndolo luego dentro de la funda de la almohada.
Ciega, y guiada por un olfato exquisito, la mancha seguía el olor de la inocencia. Entonces optó por voltear a su derecha.
Allí estaba Ignacio, enredado entre las sábanas, apenas se le asomaban las rodillas.
La mancha no podía percibir la intensidad del calor de ese cuerpo, por los confusos pliegues de las telas.
Empezó por lo más fácil: la cuna.
Ezequiel dormía destapado y extendido en el medio del pequeño colchón con la boca entreabierta, un hilito de baba brillaba en su
camino hacia la almohada. Blanda y resbaladiza, trepó los barrotes.
Cuando llegó a la cara, lo embistió por la boca.
Sin oportunidad de reaccionar, el chico comenzó a oscurecerse.
Los cachetes rosados se tornaron verdosos, luego morados, para después quedar absolutamente negros, como todo el cuerpo.
La mancha fue nutriéndose rápidamente.
Crecía a medida que el pequeño se disolvía. Apenas quedaron algunos restos pegados a la sábana.
A la mañana siguiente, la madre puso a calentar la leche en un jarrito.
Repasó los guardapolvos y llamó a la puerta de los chicos, para despertarlos.
Dos golpes despacio y luego tres más intensos.
Mientras acomodaba el desayuno en la mesa del living, levantó instintivamente la mirada hacia la esquina del techo.
Qué curioso, la mancha había desaparecido.
La mujer frunció el entrecejo y con un vago presentimiento miró en dirección al cuarto de los chicos.
Un líquido espeso y granate chorreaba por el dintel de la puerta.
Dibujaba, en la blancura de la madera, la sonrisa de un payaso.

CUENTOS DE HALLOWEEN 876131
Zeus
Zeus
Guardian de la Reina
Guardian de la Reina

Mensajes : 29107
Localización : Donde me corresponde, en el Olimpo
Inscrito : 06/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.